Últimamente no paro de leer opiniones en el foro de chicas que se preguntan sobre si es normal que su pareja ya no quiera sexo con ellas, que las controle todo el día o que no quieran que salgan con sus amigos. Y estas situaciones me hacen ver lo equivocadas que estamos muchas veces. Porque la pregunta no debería ser si es o no normal cierto comportamiento por parte de nuestras parejas. La pregunta debería ser ¿Es lo que YO quiero en una relación? Y es que todas deberíamos tener una lista de aspectos que son innegociables.

Y esta lista, debería ser sagrada. Un contrato indefinido de por vida con nosotras mismas y nuestro bienestar mental y emocional. Y no digo que esta lista no pueda cambiar a lo largo de los años. Por supuesto que sí. Las personas cambiamos continuamente. Pero es importante que tengamos siempre clara nuestra lista de innegociables. Por eso, hoy quería compartir con vosotras los 8 aspectos innegociables de mi relación: 

  • Mi independencia y libertad. Siempre es y será el primero de mi lista. Y todas las personas con las que he estado, lo han tenido claro. Soy de esas personas que necesitan tiempo para sí mismas y la sensación de no sentirse controladas a cada paso que dan. Sorry, not sorry.

    ¿Prescindir de mi libertad? NO

  • La confianza mutua. Evidentemente, una consecuencia irrevocable de la anterior. No existen una sin la otra. Para mi es la base de toda relación sana y fuerte.
  • La atención y el compromiso. Puedo ser una persona muy independiente y necesitar la libertad de hacer y deshacer cuando necesite. Pero cuando tengo que estar, estoy. Es decir, mantener tu independencia no significa olvidar tu relación. Una relación es un proyecto conjunto y para que salga adelante, se necesita un compromiso. Y eso para mí, es innegociable.

    Somos un equipo SIEMPRE

  • Pasión. Aquí seguramente otras personas no estarán de acuerdo, pero para mi es uno de los ingredientes principales de una relación. Y no me refiero sólo a la pasión sexual (Y no confundamos la cantidad con la calidad), me refiero a la pasión en general. Pasión por la vida y por avanzar juntos.
  • El respeto. Otro de mis aspectos innegociables. Después de una relación tóxica en la que el respeto brillaba por su ausencia, tuve claro que se convertiría en uno de mis eternos innegociables. Para mí, si no hay respeto no hay amor, ni confianza, ni compromiso. Por lo que esa relación no merece ni que pierda un segundo más de mi tiempo invirtiendo en ella.
  • Tus proyectos e ilusiones. Que nadie nunca jamás os diga que no podéis hacer algo. Si tenéis un sueño o un proyecto, luchad por él con uñas y dientes. Y buscaros siempre a un/a compañero/a de vida que os empuje a ello. Que os dé alas y no que os las corte. Que si hay que saltar, os coja de la mano y os diga: ¿Saltamos juntos?

    Por muy estrambótico que pueda ser tu sueño

  • Tu familia y amigos. El blog está lleno de dramas con familiares o amigos de parejas. Y no os voy a decir que es fácil, porque no lo es. Está claro que cuando empezamos con una persona, inevitablemente nos vemos inmersas en su red social y familiar. Y evidentemente, esta red social y familiar, no tiene porque encajar con nosotras. No pasa nada. Hay cosas, que no deben forzarse. Pero tampoco obligarnos ni obligar a desprendernos de personas que son y han sido claves en nuestra vida. Aquí lo importante es negociar. La negociación es la base de toda relación amiguis.
  • Tu esencia. Lo que te hace ser tú misma. Tus manías, tus defectos y virtudes. Tus locuras, tus sueños y tus dramas. Esa manía que tienes de dejar siempre la taza de café en el fregadero todas las mañanas. Tu gusto por el reggaeton. Por las películas romanticonas de navidad. La de la risa floja con los chistes malos. La que nunca se toma una última copa y se vuelve a casa. La que está llena de miedos e inseguridades. La cobarde y valiente a la vez. La insaciable. La que lucha por un mundo distinto y no se rinde. La que nunca pierde la ilusión. Créeme amiga, no dejes que nadie te arrebate esto jamás.

    Meryl representa mi esencia perfectamente

¿Y vosotras? ¿Qué otros aspectos innegociables tenéis en vuestra relación?