image2
  • Vida sana

    Receta exprés: Minibizcochos de plátano y avena.

    Share on Facebook115Tweet about this on TwitterEmail this to someone

    Ahora con las vacaciones, toca época de viajes. Vamos, lo normal, teniendo en cuenta que la mayoría aprovechamos los días libres para escaparnos, aunque sea, al pueblecito de al lado, con tal de cambiar un poco de aires. Y no sé vosotros, pero yo debo de tener complejo de burro de Shrek, y aunque el trayecto sea corto, me paso todo el viaje como un culo inquieto. Y aquí es cuando viene el mayor de los problemas: que me entra hambre voraz.

    No sé que me pasa, pero yo asocio viajar con comer (bueno, en realidad, lo asocio todo con comer). La única forma de calmar mi aburrimiento es bajándome en la primera gasolinera que encuentro y hacerme con unas cuantos víveres. De esta forma, los kilómetros se acortan mágicamente. Pero claro, ya me contaréis que se puede comprar en una gasolinera que no sea una bomba de grasas y aditivos. Así que para mantener mi alimentación sana, sin correr el riesgo de saquear la estantería de los cacahuetes con miel y los Donuts fondant (inventos del mismísimo demonio), no me queda otra que hacerme los snacks en casa.

    Mi último descubrimiento para los viajes, han sido los minibizcochos de avena y plátano, ya que se hacen en un pis pás, son saciantes, sanitos, perfectos para picar entre horas y ¡están buenísimos!

    image2

    Así que para que este verano no tengamos la tentación de ir saqueando gasolineras aquí va la receta exprés:

    Vamos a necesitar (para 8 minibizcochos):

    – 3 plátanos MUY maduros. Sí, esos que están muy negros y te da pereza comerte.

    – 1 taza de copos de avena. Si los quieres más crujientes puedes ponerle más avena y menos plátanos.

    – Canela al gusto (opcional).

    Para la elaboración:

    – Trituramos bien los plátanos con la ayuda de un tenedor, hasta que nos quede una pasta homogénea.

    – Mezclamos bien los copos de avena con los plátanos.

    – Espolvoreamos la canela y volvemos a mezclar.

    – Con la ayuda de una cuchara sopera, hacemos las bolitas y las colocamos sobre un papel de aluminio.

    image1

    – Precalentamos el horno a 180º y horneamos 15 minutos. Podemos dejarlos un poquito más de tiempo, dependiendo de lo hechas que nos gusten.

    – ¡Y listo!

    2016-07-21-PHOTO-00000916

    Nota: Según tenga el día de goloso, suelo ponerle alguna pasa o trocito de chocolate negro con estevia, que con la mezcla del dulzor del plátano y lo crujiente de la avena, quedan de muerte.

    Fuente de la receta: Instagram @loveatinghealthy

     

     

    Sobre el Autor

    Imagen de perfil de Ana López

    Interiorista y escenógrafa por amor al arte. Considero que la gente a la que no le gusta comer no es de fiar. Adicta a las cosas bonitas, a mis perros y a la tortilla de patata de mi madre. Instagram: @curiositykilledthecat

    

    Login