Maria Arbinaga

Autora de Lady Eyre: diario de una Gorda, directora de Marketing, glotona en su tiempo libre y devota tocapelotas

Familia

En mi casa hay un espíritu (Parte II)

Vino un druida a nuestra casa y la limpio. Se supone que en mi casa no hay un espíritu, pero siguen pasando cosas muy raras.

Por Maria Arbinaga
Amor & Polvos

3 mujeres me cuentan cómo fue enrollarse con su jefe

¿Qué tendrá la autoridad? Me juego un mosto a que es una de las fantasías más recurrentes

Por Maria Arbinaga
Salud mental

Cómo pasé de ser emocionalmente inaccesible a enamorarme

Hay que ser valiente para apostar por una persona emocionalmente inaccesible. Pero es aún más duro para la persona que decide dejar de serlo.

Por Maria Arbinaga
Amor & Polvos

Cómo volví a confiar en los hombres

¿Confiar en los hombres? Por más que intentes controlar, observar o adivinar, nada va a cambiar el curso de lo que tiene que suceder.

Por Maria Arbinaga
Deco y hogar

En mi nueva casa hay un espíritu

En mi casa hay un espíritu y las señales son tan obvias, que he pasado de ser una negacionista a creer en las limpiezas de energías.

Por Maria Arbinaga
Gordijaputa

«No quiero una chica usada» y otros comentarios de gorila

Este gorila capaz de referirse a una mujer como una "chica usada", perdió aquella noche todo su valor como ser humano y como hombre.

Por Maria Arbinaga
Autoestima

Envejecer bien: no hay una única manera ¡Sorpresa!

Somos tan ilustres que decidimos el rostro y la forma física que debe tener una mujer de 60 años. Pensadlo lento y profundo.

Por Maria Arbinaga
Maternidad Real

¿Normalizar a las madres que trabajan? Son auténticas súper heroínas

Para las madres que trabajan: Pero vamos a ver ¿Cómo es posible? ¿Cómo coño lo hacéis? ¿De dónde habéis salido? 

Por Maria Arbinaga
Autoestima

Los papis son fofisanos sexys y las mamis solo son fofas

Los papis fofisanos molan pero ¿Alguien me explica cual es el término que se utiliza para empoderar a las madres fofas con sobrepeso?

Por Maria Arbinaga
Amor & Polvos

Si de follador nato pretender ir, ni a tu piso merece subir.

Me contó con orgullo que era un salvaje en la cama. Y por eso te digo que si de follador nato pretender ir, ni a tu piso merece subir.

Por Maria Arbinaga

    Únete a la familia WeLoversize


    WLS es una comunidad que si se hace grande es gracias a vosotros. Si
    quieres formar parte de esto y aportar tu granito de arena, envíanos
    tus artículos, historias, follodramas o nuevas propuestas para
    mejorar, ¡Juntas somos más fuertes!

    He leído y acepto las políticas de privacidad.