Jugando con fuego. Cap. 4: Sangre en los labios.